Retos y oportunidades de la transformación digital de la salud en 2019

Está sucediendo en los sectores de mayor trascendencia a nivel económico: banca, automoción, energía, industria, infraestructura o transporte. Y el […]

Está sucediendo en los sectores de mayor trascendencia a nivel económico: banca, automoción, energía, industria, infraestructura o transporte. Y el sector eHealth no podía quedarse atrás. Nos referimos a la transformación digital y al creciente desarrollo informático en el ámbito de la salud.

 

El empoderamiento del paciente, a través de diferentes soluciones, y el desarrollo de aplicaciones clínicas para los servicios de hospital son dos de las tendencias hacia las que se dirige este sector en 2019. En este contexto encontraríamos el denominado Portal del Paciente, con el que los ciudadanos disfrutarán de su derecho a ser parte activa e informada en el uso de los servicios sanitarios aprovechando el potencial ofrecido por las nuevas tecnologías.

 

Hasta este momento, gran parte de los sistemas implementados en Sanidad se orientaban hacia la parte administrativa y clínica, para ser utilizados por profesionales, médicos y enfermeras. Es en este punto donde se ha producido el principal cambio de enfoque al poner a disposición de los pacientes (ciudadanos) soluciones para que puedan acceder a información, de carácter administrativo y clínico, relativa a su salud.

 

Pese a que este tipo de soluciones todavía no se ha implementado de una forma estandarizada, los ciudadanos podrán ver información detallada sobre sus patologías, pruebas médicas, medicación e indicaciones de estilo de vida. A través del Portal del Paciente también se les podrá incluir en planes de salud, recibirán recomendaciones para involucrarse en los procesos de cura, recuperación o autocuidado y dispondrán de servicios avanzados como gamificación, conexión con dispositivos médicos y un servicio de videoconferencia.

 

En definitiva, con el Portal del Paciente, desarrollado por Grupo CMC, se empodera a los pacientes/ciudadanos en los sistemas de información sanitaria. Y, al mismo tiempo, se hace accesible para el conjunto de ciudadanos la información de unos sistemas que siguen estando digitalmente limitados, en su mayor parte, al personal sanitario.

 

Como hemos comentado anteriormente, en este proceso de transformación digital de la salud, el foco se ha puesto sobre el desarrollo de aplicaciones clínicas para los servicios de hospital. Es decir, los sistemas de información en los servicios médicos desde un punto de vista clínico se convertirán próximamente en una realidad. Se trata de sistemas de información de carácter clínico, y no de gestión, cuya función es ayudar al diagnóstico y ofrecer herramientas a los profesionales para conocer los procesos patológicos de los pacientes.

 

Nuevas tecnologías en eHealth

 

Big Data, Inteligencia Artificial (IA) e Internet of Things (IoT) han irrumpido con fuerza en el proceso de digitalización de la salud por medio de diferentes soluciones. En el caso concreto de los sistemas de Big Data, estos se encargan de recopilar información de los pacientes para contribuir tanto en la optimización de procesos como en la toma de decisiones diagnósticas.

 

Por su parte, ya se está utilizando IA aplicada a la codificación clínica: mediante diversas soluciones se consigue la codificación automática de los diagnósticos en las historias clínicas. De esta manera se reducen los costes de forma significativa y el tiempo medio para el desarrollo de esta labor gracias, entre otros motivos, a las capacidades de autoaprendizaje con las que las soluciones cuentan.

 

En ocasiones tenemos la percepción de que la realidad puede superar a la ficción debido a los avances tecnológicos que facilitan sobremanera nuestro día a día. En el mundo empresarial, el sector eHealth se enfrenta, en pleno proceso de transformación digital, a importantes desafíos que se pueden convertir en nuevas oportunidades de negocio. ¿Podremos aprovecharlos?