¿Puede la RSC ayudar a atraer y retener el talento?

El valor añadido en las organizaciones lo aportan las personas. No se trata de una premisa, sino de una realidad […]

El valor añadido en las organizaciones lo aportan las personas. No se trata de una premisa, sino de una realidad constatada en el mundo empresarial que ha culminado con la aplicación de acciones enfocadas a garantizar la estabilidad y continuidad de los equipos, o lo que es lo mismo, a atraer y retener el talento. Su importancia ha conllevado que empresas líderes en sus respectivos sectores hayan desarrollado una estrategia de posicionamiento en este mercado.

 

Entre estos beneficios tangibles podríamos encontrar la flexibilidad horaria, los beneficios sociales, el apoyo a la conciliación y el teletrabajo, mientras que las oportunidades de desarrollo personal y profesional en las organizaciones se englobarían dentro del área de los intangibles. Sin embargo, en los últimos tiempos, la Responsabilidad Social Corporativa (RSC) ha pasado a actuar como un factor relevante de cara a la atracción y retención del talento.

 

Y esto se debe a un simple motivo: cada uno de nosotros, en primer lugar, somos personas y nos comportamos como tales. Así, el desarrollo de acciones responsables en las que las personas se vean involucradas supone una recompensa desde el punto de vista humano.

 

Las iniciativas de RSC exteriorizan los valores de las empresas y pueden ser parte de la propuesta de valor para los empleados. En este punto conviene recordar que aquello que a las personas les parece más gratificante, desde un punto de vista responsable y sostenible, termina generando sentimiento de pertenencia al lograrse la identificación con la cultura empresarial.

 

El compromiso y el foco sobre las personas son dos de los valores que están directamente relacionados con las políticas de RSC. De este modo se puede conseguir una mayor satisfacción y motivación del capital humano, ayudando la identificación de sus valores con los de la compañía de cara a la retención del talento. Esta política debe construirse desde dentro de las organizaciones y para ello resulta fundamental el desarrollo de una comunicación interna exitosa. Solo así los empleados se terminarán convirtiendo en los mejores embajadores de las empresas.

 

RSC en Grupo CMC y otras organizaciones

 

Cada vez son más las compañías que promueven acciones de voluntariado entre sus trabajadores y colaboran con diversas fundaciones u organizaciones sin ánimo de lucro. Como también sucede con el compromiso ambiental o sostenibilidad adquirida por muchas de ellas. En 2019 Grupo CMC está participando en Inspiring Games, una iniciativa interempresas de carácter deportiva y saludable, para impulsar el deporte y bienestar entre sus trabajadores con un fin solidario

 

Durante las pasadas Navidades participamos en la “Fiesta de la Ilusión” de la asociación sin ánimo de lucro Ningún Niño Sin Sonrisa. A través de esta campaña recogimos más de 250 juguetes y productos de higiene infantil para niños de familias desfavorecidas que fueron entregados en la tarde del 6 de enero, logrando 1.849 sonrisas entre los más pequeños.

 

También hemos colaborado con la Fundación Siempre Adelante aportando material educativo (cuadernos, bolígrafos, lápices, tijeras, reglas, libros de texto y juegos didácticos) para que los niños de países desfavorecidos pudieran continuar el curso escolar. Nuestra ayuda fue recibida por la escuela “Antonio Paredes Mena”, situada en el municipio de Consuelo (República Dominicana), y la escuela “EBEN EZER de Dilaire”, en una zona rural del municipio de Quanaminthe (Haití).

 

Por otra parte, en Grupo CMC estamos muy concienciados con la preservación del medio ambiente. Semestralmente realizamos sesiones formativas para los empleados que son lideradas por el departamento de Calidad en las áreas de Cumplimiento, medio ambiente y seguridad. En lo que respecta al medio ambiente se tratan aspectos relacionados con el consumo responsable, la gestión de residuos, la concienciación sobre reciclaje o el impacto ambiental en situaciones de emergencia.

 

El impacto externo de este tipo de iniciativas es, por normal general, muy positivo. En definitiva, la RSC humaniza la empresa y puede convertirse en un verdadero elemento de diferenciación respecto a la competencia.

 

|2019-05-13T17:28:44+01:0013 Mayo 19|BLOG: Talento|Etiquetas: > > > > |