Políticas de Grupo CMC2019-03-14T17:22:08+01:00

Políticas de Grupo CMC

Calidad y Medio Ambiente, Seguridad, Gestión de Servicios TI, Desarrollo de Software y Código de Conducta.

Somos un grupo multinacional con base en España dedicado a la consultoría de gestión, la tecnología y el outsourcing. Nacimos hace más de 25 años para ayudar a nuestros clientes a la adaptación y a la transformación tecnológica, creando equipos y proyectos de éxito. Con el paso del tiempo hemos construido una estructura empresarial sólida, solvente y con un equipo de profesionales con una visión global sobre los negocios y la tecnología de gran experiencia. Estamos presentes en los principales sectores de la economía y la gestión del talento como trasformador empresarial y social. Nuestro compromiso con el mundo se refleja en nuestras acciones de responsabilidad social corporativa a través de la que impulsamos acciones para crear un mundo mejor y más concienciado.

Nuestra Misión

Contribuir positivamente en la forma en la que la sociedad y las empresas viven y trabajan, aportándole el talento y el desarrollo del buen uso tecnológico que les facilite crear un mundo o un futuro mejor.

Nuestra Visión

Ser la consultora tecnológica referente para el talento y las empresas que quieren evolucionar y crecer a través de la innovación, la transformación digital y el desarrollo tecnológico.

Nuestros Valores

  • Primero las personas: Nos relacionamos de forma cercana con una cultura de equipo y valores como la empatía, la integridad y la activa escucha a nuestros grupos de interés para conocer sus necesidades. Atraer y mantener el talento es uno de nuestros pilares fundamentales.
  • Excelencia: Fomentamos el espíritu de mejora y el esfuerzo continuo de nuestro equipo para garantizar la calidad, generando valor y superando las expectativas.
  • Innovación: Apostamos por una metodología basada en la superación y la creación de nuevas ideas que mejoren la existente con equipos con calidad de emprender, tomar riesgos, pensar diferente con pasión y liderazgo.
  • Crecimiento: El crecimiento responsable, sostenible y constante del grupo esta dentro de nuestro ADN.
  • Compromiso: Nuestro compromiso con nuestros clientes, trabajadores, proveedores e inversores es la forma de garantizar nuestra sostenibilidad por ese orden.
  • Flexibilidad: La capacidad de adaptación al cambio con agilidad y flexibilidad en la toma de decisiones. Utilizando lo mejor posible los factores disponibles para adaptarse a los cambios inmediatos y facilitar su adaptación al entorno competitivo y lograr el desarrollo organizativo permanente.

El objetivo de Grupo CMC es apoyar a nuestros clientes en planes y proyectos de desarrollo empresarial mediante la prestación de servicios de consultoría de gestión y servicios en el mundo de las tecnologías de la información y de la comunicación.

Para cumplir con este objetivo, Grupo CMC ha desarrollado esta política integrada, que está basada en las Normas Internacionales ISO 9001:2015 e ISO 14001:2015, para comprometerse con sus trabajadores, clientes, proveedores, accionistas, y otras partes interesadas en su convencimiento de que el Sistema de Gestión que soporta sus actividades es un factor clave para el correcto desarrollo de sus actividades operativas y su dirección estratégica.

Esta política debe ser entendida como eje de referencia para el establecimiento de un marco de gobierno y control de la organización, acorde a un estándar reconocido, en base a una clara definición de objetivos de calidad y ambientales para la ejecución y control de un conjunto de acciones alineadas con la estrategia de negocio de Grupo CMC.

Esta Política de Calidad y Ambiental, muestra el compromiso de la Dirección, y tiene como directrices principales:

  • Asegurar el cumplimiento de la legislación, reglamentación y normativas aplicables, así como todos aquellos requisitos que la organización considere oportunos llevar a cabo para mantener un Sistema de Gestión que le permita conseguir una mejora continua de su actuación.
  • Cumplir con las necesidades y expectativas de las partes interesadas involucradas dentro del SG, preservando la Disponibilidad, Integridad y Confidencialidad de la información.
  • Concienciar, desde la alta dirección y puestos directivos, a todo el personal, sobre la importancia del Sistema de Gestión y el cuidado y protección del Medio Ambiente, incluida la prevención de la contaminación.
  • Demostrar liderazgo por parte de la dirección asegurando que la política, y los objetivos de calidad y ambientales se establecen y son compatibles con la dirección estratégica de la organización.
  • Asignar funciones y responsabilidades.
  • Orientar hacia la Mejora Continua.
  • Implementar mecanismos específicos de comunicación, con el objetivo de agilizar las comunicaciones internas y externas.
  • Realizar un seguimiento claro y detallado de los Objetivos fijados por la dirección.
  • Comprometer a Grupo CMC en la evolución continua del Sistema de Gestión a través de:
    • Revisiones continúas del Sistema de Gestión.
    • Establecimiento de indicadores sobre la eficacia y eficiencia del Sistema de Gestión.
    • Formación.
    • Realización de auditorías periódicas.

El Sistema de Gestión de Seguridad de la Información tiene como objetivo principal:

“Planificar, establecer, implementar, operar, monitorear, revisar, mantener y mejorar para preservar la confidencialidad, disponibilidad e integridad de la información que soporta los procesos de la organización”.

La política de Gestión de Seguridad de la Información está basada en la Norma Internacional ISO/IEC 2700:2014, permitiendo así, cumplir con un estándar reconocido de gobierno corporativo.

Todo el personal, incluidos los puestos directivos, serán concienciados sobre la existencia e importancia de la Seguridad de la Información. Asimismo, todo el personal involucrado en el SGSI recibirá la formación y entrenamiento adecuado a sus responsabilidades.

Esta Política de Seguridad de la Información muestra el compromiso de la Dirección, y tiene como directrices principales:

  • Asegurar el cumplimiento de la legislación, reglamentación y normativas aplicables, así como todos aquellos requisitos que la organización considere oportunos llevar a cabo para mantener un Sistema de Gestión de Seguridad de la Información, que le permita conseguir una mejora continua de su actuación.
  • Cumplir con las necesidades y expectativas de las partes interesadas involucradas dentro del alcance del SGSI, preservando la Disponibilidad, Integridad y Confidencialidad de la información.
  • Demostrar liderazgo por parte de la dirección asegurando que la política de Seguridad de la Información, y los objetivos de seguridad se establecen y son compatibles con la dirección estratégica de la organización.
  • Asignación funciones y responsabilidades en el ámbito de la seguridad y el soporte necesario.
  • Enfoque a riesgo y realización de evaluaciones periódicas de riesgos, así como las acciones de tratamiento derivadas de dicha evaluación.
  • Orientación hacia la “mejora continua”.
  • Implementación de mecanismos específicos de comunicación, con el objetivo de agilizar las comunicaciones internas y externas dentro del alcance.
  • Seguimiento claro y detallado de los Objetivos de Seguridad fijados por la dirección.
  • Evolución continua del Sistema de Gestión de Seguridad de la Información, con el fin de adecuarnos a las necesidades, a través de:
    • Revisiones continúas del SGSI.
    • Establecimiento de indicadores sobre la eficacia y eficiencia del SGSI.
    • Formación y concienciación.
    • Realización de auditorías de periódicas.

CMC considera que la provisión de servicios de TI a sus clientes es una parte fundamental de su negocio, y por ello la Gestión de Servicios ocupa un lugar destacado dentro de sus objetivos, alineada con la estrategia definida para el desarrollo del negocio. Con este motivo CMC ha desarrollado e implantado un Sistema de Gestión de Servicios, en conformidad con los requisitos de la norma ISO 20000-1:2011, como soporte organizativo y metodológico, para emprender el camino de la mejora continua a través de los siguientes principios:

  • Asegurar que los servicios TI están alineados con las necesidades de sus clientes y usuarios.
  • El cumplimiento de los requisitos de negocio, los legales y los reglamentarios.
  • Disposición de personal técnicamente competente y debidamente adiestrado para llevar a cabo las tareas con las garantías de calidad exigibles.
  • La participación activa de todo el personal basada en el concepto de autogestión del puesto de trabajo y en la formación continua.
  • La puesta a disposición de los recursos materiales adecuados al proceso productivo y acordes con el grado de precisión exigido.
  • El establecimiento de las medidas necesarias para prevenir, estudiar y eliminar, siempre que ello sea posible, los factores que puedan afectar de un modo negativo a la gestión de los servicios de TI.
  • El aseguramiento de una continuidad del negocio bajo situaciones adversas.
  • El establecimiento de objetivos anuales y la asignación de los recursos, tanto técnicos como materiales y humanos, para su realización, que garanticen la mejora continua de los niveles de calidad deseados.
  • Mejorar la comunicación entre el personal que participa en la prestación de servicios TI y los clientes y usuarios de dichos servicios.
  • Mejorar la eficacia y eficiencia de los procesos internos de prestación de los servicios TI.

CMC considera que el desarrollo de aplicaciones para nuestros clientes es una parte fundamental de nuestro negocio, y por ello la Gestión y la Mejora de la Calidad en el Desarrollo de Software ocupa un lugar destacado dentro de sus objetivos. Por eso hemos desarrollado e implantado una serie de procesos como soporte organizativo y metodológico para emprender el camino de la mejora continua a través de:

  • Asegurar que los productos software están alineados con las necesidades de sus clientes.
  • Mejorar la calidad de nuestros productos software a través de la continua evaluación y mejora de los procesos empleados para producirlos.
  • Disposición de personal técnicamente competente y debidamente adiestrado para llevar a cabo las tareas con las garantías de calidad exigibles.
  • La participación activa de todo el personal basada en el concepto de autogestión del puesto de trabajo y en la formación continua.
  • La puesta a disposición de los recursos materiales adecuados al proceso productivo y acordes con el grado de precisión exigido.
  • El establecimiento de las medidas necesarias para prevenir, estudiar y eliminar, siempre que ello sea posible, los factores que puedan afectar de un modo negativo a la calidad de los procesos empleados para el desarrollo de software.
  • Mejorar la comunicación entre el personal que participa en el desarrollo de software y los clientes.
  • Mejorar la eficacia y eficiencia de los procesos internos de desarrollo de software.
Este Código de Conducta tiene como fin establecer un marco de referencia de obligado cumplimiento,  mediante el establecimiento de unas Normas de Conducta para todos los profesionales que se relacionan con la empresa. La responsabilidad absoluta de cada profesional y colaborador es trabajar con rigor atendiendo a todas las normas establecidas y, por ello, Grupo CMC pone a disposición de todos sus profesionales, colaboradores y otros terceros con interés legítimo, el presente documento que describe el marco normativo exigido por Grupo CMC en el desarrollo de su actividad.

2.1 Personas Sujetas

El presente Código de Conducta es de aplicación a todas las sociedades que integran el Grupo CMC (en adelante, CMC) y vincula y es de obligado cumplimiento para sus administradores y directivos,  empleados, representantes, proveedores, y otros terceros que presten servicios a CMC o que participen con CMC en Uniones Temporales de Empresas o Consorcios, o otros terceros que de cualquier forma actúen por cuenta de CMC, tales como agentes, intermediarios o empresas subcontratadas, con independencia, todos ellos, del territorio en el que desarrollen su actividad (en lo sucesivo, “Sujetos del Código”).

El hecho de que otras empresas o profesionales mantengan criterios de comportamiento y gestión similares a los enunciados en este Código de Conducta, será tenido en cuenta a la hora de establecer relaciones de negocio con otras empresas o profesionales.

2.2 Principios Básicos de la Conducta Profesional

Los principios éticos de la organización, el buen gobierno corporativo y la ética profesional de los “Sujetos del Código” constituyen pilares sobre los que se desarrolla la actividad de CMC.

Los “Sujetos del Código” deberán respetar, en todo momento y situación, los siguientes principios durante el desarrollo de su actividad, como consecuencia de su vínculo con CMC:

Profesionalidad: Desempeñar su labor profesional buscando siempre los más altos niveles de calidad y eficacia, desarrollando el principio fundamental de defender los intereses de la empresa como propios.

Compromiso: Cumplir con los compromisos adquiridos, con integridad. Cumplir, respetar y difundir la normativa interna y los procedimientos de CMC.

Respeto a la ley: Dar cumplimiento a todas las legislaciones, tanto nacionales como internacionales, incluyendo tanto las obligaciones regulatorias externas como la normativa interna. No habrá ningún objetivo que justifique un comportamiento ilegal.

Integridad: Se prohíbe terminantemente todo tipo de sobornos, no permitiéndose ofrecer cualquier tipo de ventaja o beneficio a alguien que pueda influir en los intereses del Grupo CMC. No se pueden ofrecer ni aceptar regalos en cualquier contexto que pueda influir sobre decisiones empresariales.

Confianza y Honestidad: Mantener una relación de honestidad y confianza con los proveedores, clientes, colaboradores y accionistas,  socios y otros terceros, aportándoles siempre información veraz, clara, útil y precisa, y protegiendo con confidencialidad la información confiada por ellos.

Imparcialidad: Evitar siempre toda situación en la que los intereses de CMC sean distintos o contrapuestos a los propios de los Sujetos del Código, a los de sus familiares, amigos o cualquier otra persona o entidad con él relacionada.

Respeto: Mantener un trato considerado en todas las relaciones con personas de CMC y con terceros relacionados. Actuar con seriedad, sin llevar a cabo ninguna acción que pudiera discriminar a cualquier persona por razones políticas, religiosas o sexuales.

Derechos Humanos: Respeto a los principios de la Declaración Universal de Derechos Humanos de las Naciones Unidas y a las declaraciones de la Organización Internacional del Trabajo. No se tolera ningún tipo de empleo infantil o trabajo forzado, amenazas, coacción, abuso, violencia o intimidación en el entorno laboral.

Responsabilidad ante las consecuencias de sus acciones y decisiones: Todo “sujeto del código” que resulte imputado en un procedimiento penal debe informar a la empresa, sea cual sea el delito imputado. Igualmente, se deberá informar de la apertura de cualquier expediente sancionador administrativo abierto por las administraciones públicas u organismos supervisores de cualquier empresa de CMC, en el que sean considerados responsables o testigos aún cuando la participación en dichos expedientes no guarde relación con su actividad profesional.

Respeto al Medioambiente: Compromiso con el desarrollo sostenible, la protección del medio ambiente y la reducción de cualquier impacto negativo de las operaciones de CMC en el entorno.

3.1 Dedicación

Los Sujetos del Código deberán dar prioridad al ejercicio de sus funciones y obligaciones en CMC, no pudiendo competir deshonestamente contra CMC.

3.2 Rechazo a la corrupción y al soborno

Está terminantemente prohibido que los “Sujetos del Código” participen, directa o indirectamente, en sobornos a autoridades y/o funcionarios públicos ni a directivos, empleados o colaboradores de entidades ajenas a CMC. Del mismo modo, los “Sujetos del Código” no pueden aceptar, solicitar o recibir de personas o entidades ajenas a CMC pagos, regalos u otras atenciones que estén fuera de los lícitos usos del mercado.

Para su mejor comprensión, el Soborno, con carácter general, consiste en prometer, ofrecer, entregar o facilitar a una persona, de forma directa o indirecta, cualquier beneficio no justificado, monetario o de otra clase, para que dicha persona actúe de manera indebida. También cometen soborno  los que solicitan, aceptan o reciben de otro, directa o indirectamente, tal beneficio, como contrapartida a una actuación, anterior, simultánea o posterior, indebida por su parte.

El soborno suele tener como finalidad la obtención de un beneficio o ventaja comercial o económica para quien lo comete, si bien la finalidad o motivo con el que se actúa es indiferente para que el soborno exista. También es indiferente si la actuación pretendida está o no en el ámbito de competencias de la persona sobornada.

Puede sobornarse a cualquier persona; aunque generalmente el soborno se asocia con funcionarios públicos, el soborno también se produce entre particulares, pudiendo ser el beneficiario tanto una persona física como jurídica.

El soborno puede cometerse de forma indirecta, es decir, utilizando intermediarios o terceras personas tales como consultores comerciales, comisionistas, agentes o sociedades interpuestas.

El beneficio ofrecido con el soborno no ha de consistir necesariamente en dinero; puede ser cualquier contraprestación en especie, tales como regalos, viajes u ocio.

3.3     Conflictos de Intereses

Todos los “Sujetos del Código” en el desarrollo de su actividad, deberán atender exclusivamente los intereses de CMC. De esta forma, deben mantener y garantizar la imparcialidad en el desempeño de sus funciones, responsabilidades y decisiones profesionales, especialmente ante cualquier situación que pudiera entrañar un conflicto de interés, entendiendo éste como toda situación en la que puedan, directa o indirectamente, obtener un beneficio personal o pueda existir una contraposición entre sus intereses propios y los de CMC.

Para su mejor comprensión, se entiende que nos encontramos en una situación de conflicto de interés cuando en nuestro desempeño profesional –especialmente en la toma de decisiones- el interés que debe regir nuestra actuación, es decir, el interés de CMC se contrapone o se ve influenciado por un interés propio o personal. Dicha contraposición de intereses hace que nuestro criterio y objetividad puedan verse afectados.

Existe también conflicto de interés cuando el interés personal se refiere a una Persona Vinculada a los “Sujetos del Código”. Se entenderá por Persona Vinculada a los “Sujetos del Código” familiares de todo tipo y empresas de familiares.

Los “Sujetos del Código”, en el ejercicio de las facultades de decisión que desarrollen sobre adquisición de suministros o servicios, o sobre fijación de condiciones económicas en las operaciones de CMC, evitarán cualquier clase de interferencia de clientes, proveedores, intermediarios, competidores o terceros que pudieran  afectar a su obligación de primar, exclusivamente, el interés objetivo de CMC. En especial, los “Sujetos del Código” no ofrecerán trabajo, ni adjudicarán contratos de suministros o prestación de servicios a cualquiera de las personas vinculadas a los mismos, indicadas anteriormente, salvo autorización expresa y escrita del Consejo de administración u órgano de administración correspondiente.

3.4 Confidencialidad

A los efectos de este Código de Conducta se considerarán Información Confidencial de CMC todos aquéllos datos, noticias, informes, estados financieros, objetivos y demás información de CMC que hayan sido clasificados como tales, conforme con el procedimiento de clasificación de la información y que no hayan sido publicados previamente por CMC. Sin perjuicio de lo anterior, se considerarán a todos los efectos como Información Confidencial, sin necesidad de ser expresamente calificados como tales, los planes estratégicos, acuerdos con clientes, así como planes y proyectos comerciales.

CMC considera que la Información Confidencial de la que es propietario, incluida la información proporcionada por terceros, es un activo esencial para el desarrollo de sus operaciones y prohíbe, en consecuencia, el uso no autorizado de dicha información, tanto dentro como fuera de CMC.

Los “Sujetos del Código” serán responsables de aplicar todas las medidas apropiadas y a su alcance para la protección física y virtual de la Información Confidencial de CMC y de sus clientes o de otros terceros a la que accedan en el desempeño de su trabajo, así como de evitar que dicha Información Confidencial pueda ser obtenida  o usada por personas que, de acuerdo al interés de CMC, no tengan por qué conocer dicha información.

3.5 Relaciones Externas

3.5.1 Criterios Generales

Los “Sujetos del Código” no realizarán negocios ni obtendrán beneficios mediante actividades ilegales, inmorales o que no respeten cualquiera de las normas  establecidas en el presente documento.

Los Sujetos del Código tendrán siempre presente que las relaciones duraderas y sólidas con los clientes se construyen y mantienen a través de la honestidad y de la integridad.

3.5.2 Relaciones con proveedores

CMC considera a sus proveedores como parte fundamental para la consecución de sus objetivos, buscando constituir vínculos de cooperación y reciprocidad  duraderos.

La selección de proveedores responderá siempre a criterios objetivos, procediendo siempre de manera honesta y transparente, y promoviendo la competencia, garantizando la transparencia e igualdad de oportunidades para todos los proveedores. De esta manera, ningún Sujeto del Código con interés económico en un proveedor adjudicatario o potencial, podrá estar involucrado en un proceso de compra o en una decisión asociada a dicho proveedor.

3.5.3 Relaciones con clientes

Con los clientes deberá existir el compromiso de suministrarles servicios y soluciones que satisfagan sus necesidades y requerimientos, ofreciendo productos y servicios innovadores, confiables y que tengan una buena calidad y un servicio integral de calidad, a la medida de cada cliente y cumpliendo los plazos acordados. La satisfacción del cliente es nuestra principal meta.

CMC mantiene una comunicación transparente y eficiente con sus clientes, aportándoles siempre información veraz, clara útil y precisa al comercializar sus productos, y garantizando la información necesaria en tiempo y en forma.

3.5.4 Relaciones con Autoridades

La relación con autoridades de los “Sujetos de Código” ha de estar presidida por una actitud de leal colaboración, la cual ha de compatibilizarse con los intereses y derechos que el ordenamiento jurídico reconoce a CMC. De esta forma, los Sujetos del Código que detecten una situación de divergencia entre los intereses o requerimientos de la Administración y el interés de CMC, o que reciban de cualquier Administración una solicitud de reunión o documentación no rutinarias, deberán solicitar el asesoramiento legal oportuno a la Asesoría Jurídica de CMC.

Los Sujetos del Código evitarán toda situación que pueda poner en entredicho la moralidad o integridad de CMC.

En sus relaciones con las Administraciones públicas nacionales, europeas, de países terceros y organismos internacionales, los “Sujetos del Código” de CMC deberán comportarse de tal modo que no induzcan a un funcionario público a violar sus  deberes de imparcialidad o cualquier precepto legal.

Está radicalmente prohibido que los Sujetos del Código realicen una donación o patrocinio injustificados o con fines ilícitos.

CMC no financiará directa o indirectamente, ni en España ni en el extranjero, a partidos políticos u organizaciones vinculadas con ellos, ni a sus representantes o candidatos.

La realización de una actividad tan compleja y diversificada como la de CMC que además se realiza en países muy diversos, requiere la contratación de consultores, intermediarios, socios comerciales etc., que ayuden al desarrollo de su actividad. CMC requerirá el estricto cumplimiento de la ley de todos y cada uno de los consultores, intermediarios y socios comerciales con el fin de evitar prácticas prohibidas en la legislación de los países donde se opere, así como la aplicación de los principios recogidos en este Código de Conducta en el desarrollo de su negocio.

3.5.5 Relaciones con Competidores

CMC gana clientes, consigue contratos y hace negocios en atención en exclusiva a sus precios y a la calidad de sus productos. Compite en el mercado de manera leal y no admite conductas engañosas, fraudulentas o maliciosas que lleven a la empresa a la obtención de ventajas indebidas o desleales.

CMC se compromete al cumplimiento de la normativa de defensa de la competencia, por lo que los Sujetos del Código deben evitar cualquier conducta que pueda constituir una colusión, abuso o restricción de la competencia.

Particularmente reprobables son todas aquellas conductas tendentes a manipular el resultado de concursos convocados por la Administración, como el acuerdo con otros licitantes o su soborno para que no concurran a una licitación.

Todo acuerdo de colaboración que tenga o pueda tener un Sujeto del Código con empresas competidoras de CMC, deberá ser comunicado y aprobado.

En el ámbito de las relaciones de negocios privadas queda prohibido ofrecer una ventaja económica a las personas encargadas de adquirir bienes o servicios en otras empresas con el fin de que incumpliendo sus deberes se decanten por la adquisición de nuestros servicios o productos postergando a los de un consumidor.

CMC respeta las reglas que se derivan de una leal competencia. Por eso, bajo ningún concepto, un directivo o cualquier persona Sujeta al Código, puede sentirse autorizado para aprovecharse de los secretos comerciales, producir y utilizar ilegalmente bienes de CMC protegidos por los derechos de propiedad intelectual o industrial o emitir informaciones falsas sobre los productos del Grupo.

3.5.6 Protección de la Hacienda Pública y Seguridad Social

CMC se compromete al cumplimiento puntual de las obligaciones fiscales y con la seguridad social en todos los territorios y jurisdicciones donde desarrolle su actividad. Por esta razón en todas nuestras declaraciones con la Hacienda Pública se aportarán lealmente todos los hechos de trascendencia tributaria.

3.6 Relaciones Internas

3.6.1 Relaciones con el personal de CMC

El Directivo deberá utilizar de forma correcta y adecuada, y siempre en interés de CMC, su influencia y autoridad en la relación con el personal de la Organización. Se esforzará en que su conducta sea un ejemplo de honestidad, profesionalidad y fidelidad empresarial para cuantos miembros del personal se relacionen con el Directivo, y ello con el fin de transmitir una realidad de coherencia y respeto efectivo de los principios de conducta corporativa contenidos en este documento.

CMC rechaza frontalmente cualquier comportamiento o actitud de un Sujeto del Código que pueda suponer un acoso moral o sexual o que de cualquier manera pueda atentar contra la dignidad de la persona. Aquellos empleados con personal a su cargo deberán promover y asegurarse, con los medios a su alcance, que dichas situaciones no se produzcan.

El Directivo realizará cuanto esté en su mano para garantizar que las condiciones de trabajo del personal a su cargo mantengan los niveles necesarios de productividad, seguridad y salud, estableciendo todos los mecanismos posibles para evitar accidentes, lesiones y enfermedades laborales asociadas a la actividad profesional.

3.6.2 Compromisos relacionados con el trabajo asumidos por CMC

  • Cumplimiento de la legislación aplicable.
  • Erradicación del trabajo infantil: CMC no emplea a ningún trabajador que esté por debajo de la edad legal.
  • Eliminación de todo tipo de trabajo forzoso u obligado.
  • Eliminación de la discriminación con respecto al empleo y la ocupación: Ninguna persona empleada en CMC es discriminada por razón de raza, discapacidad física, religión, edad, orientación sexual, estado marital o maternidad, opinión política, nacionalidad o sexo.
  • Igualdad: Todos los empleados, con la misma experiencia, rendimiento y calificaciones, han de recibir igual remuneración por el mismo trabajo.
  • El salario que reciben los empleados de CMC es acorde con la función desempeñada, siempre respetando los convenios de cada sector.
  • En CMC no se permite ninguna forma de acoso o abuso físico, sexual, psicológico o verbal.
  • CMC garantiza que sus empleados desarrollan sus labores en lugares seguros y saludables.
  • Las personas para CMC son fundamentales. Para ello promueve un desarrollo personal basado en las necesidades detectadas, creando un ambiente de oportunidades laborales, donde se fomenta la promoción profesional y la movilidad funcional interna como vías para retener el talento en la organización.
  • Comunicación fluida bidireccional: CMC pone a disposición de todos los empleados canales de comunicación, de uso regular y sistemático.
  • Libertad de afiliación: los empleados de CMC tienen reconocido el derecho de sindicación, asociación y negociación colectiva.
  • El personal de CMC debe respetar y apoyar los valores de la organización, promoviendo el trabajo en equipo y la responsabilidad individual.

3.6.3 Uso de activos, recursos o servicios de la empresa. Protección de la Información

CMC pone a disposición de sus empleados los recursos necesarios para el desempeño de su actividad profesional y facilita los medios para una adecuada salvaguarda y protección de los mismos. Cada uno de los Sujetos del Código es responsable de la correcta utilización y protección de los activos y recursos facilitados por CMC, entre los que se encuentran incluidos, con carácter enunciativo y no limitativo, la propiedad intelectual, equipos, instalaciones y recursos financieros.

En particular, la propiedad intelectual es un patrimonio de máximo valor para CMC, y como tal debe ser preservada por los Sujetos del Código. Está terminantemente prohibido reproducir, plagiar, copiar, distribuir, modificar, ceder o comunicar total o parcialmente productos propiedad de CMC, o productos de terceros, sin la debida autorización previa y por escrito de CMC o de dicho tercero, respectivamente.

La utilización por parte de los Sujetos del Código de los activos, instalaciones y recursos puestos a su disposición se hará exclusivamente en actuaciones profesionales que vayan en interés de la Organización y siempre dentro de las autorizaciones que hayan sido establecidas. Dichos recursos, así como la realización de gastos por cuenta de CMC, se ajustarán siempre al criterio de estricta necesidad para el desarrollo de los cometidos asignados y atendiendo siempre a principios de austeridad y ejemplaridad.

El empleo de determinados recursos, (teléfono, móvil, ordenador, correo electrónico, acceso a internet, etc.), para uso indistinto profesional y particular deberá siempre atenerse a un uso correcto y lícito de los mismos y deberá respetar las políticas establecidas en cada momento por la Dirección para el uso de tales medios.  Los Sujetos del Código prestarán la debida atención al cuidado y conservación de dichos elementos.

Cada Sujeto del Código es responsable del uso que da a los sistemas informáticos, y es responsable de proteger la información almacenada en los sistemas informáticos de CMC y la de los terceros que se relacionan con CMC. En este sentido, están obligados a proteger y respetar la información (know how de la empresa, información financiera y contable, métodos de trabajo o gestión, política comercial…) y a no vulnerarla o transgredirla.

3.6.4 Gestión de la información económico-financiera

La información económico financiera de CMC, en especial sus cuentas anuales, reflejará fielmente sus realidad económica, financiera y patrimonial, acorde con los principios de contabilidad generalmente aceptados, y a estos efectos, ningún Sujeto del Código ocultará o distorsionará la información de los registros e informes contables de CMC, que será completa, precisa y veraz.

Los Sujetos del Código deberán asegurarse de que los hechos relativos a la gestión de las operaciones de la empresa están reflejados correctamente a nivel contable, basando cada operación en una documentación adecuada y comprobable. Está prohibido, en consecuencia, entregar información incorrecta u organizada de forma equívoca o confusa.

3.6.5 Prevención del blanqueo de capitales

CMC se compromete a cumplir con todas las normas nacionales e internacionales vigentes en el ámbito de la lucha contra el blanqueo de capitales y financiación del terrorismo que le sean aplicables. Tiene terminantemente prohibido realizar prácticas que puedan considerarse irregulares en el desarrollo de sus relaciones con clientes, proveedores, suministradores, competidores o autoridades, incluyendo las relativas al blanqueo de capitales provenientes de actividades ilícitas o criminales.

Para mejorar el control financiero de los pagos en efectivo de la congruencia de operaciones y con el fin de eliminar pagos ilícitos, cualquier operación o transacción relevante que se realice en la empresa:

  • Debe estar relacionada con el fin social o con una actividad enmarcada dentro de nuestras actividades de responsabilidad social;
  • Debe estar debidamente autorizada;
  • Debe estar debidamente documentada y registrada, debiendo existir una coincidencia plena entre el fin declarado de la transacción y su finalidad real;
  • Debe existir una proporción razonable entre la cantidad económica desembolsada y el servicio recibido o el producto adquirido;
  • Se prestará especial atención a los pagos extraordinarios, no previstos en los acuerdos o contratos correspondientes.

Asimismo, se examinarán con especial detenimiento las operaciones económicas que por su naturaleza o cuantía puedan considerarse inusuales, evitando o controlando especialmente aquellas que se realicen con destino a cuentas bancarias situadas en paraísos fiscales