Medidas de prevención para trabajar fuera de casa por el COVID-19

Debido a la situación actual provocada por el COVID-19 el trabajo en remoto se ha disparado durante las últimas semanas, […]

Debido a la situación actual provocada por el COVID-19 el trabajo en remoto se ha disparado durante las últimas semanas, lo que ha provocado, por ejemplo, que se hayan multiplicado las notificaciones certificadas y las operaciones firmadas digitalmente. Sin embargo, hay ocasiones o servicios que requieren de un trabajo presencial, por lo que los empleados tienen que trasladarse a la oficina u otras localizaciones para desarrollar su actividad profesional. ¿Sabes qué debes tener en cuenta en esta situación? Sigue estos consejos para garantizar tu seguridad y los de tu alrededor cuando tengas que trabajar fuera de casa.

 

  1. Solicitar un certificado de desplazamiento

 

Lo primero que tienes que hacer antes de salir de casa para efectuar el trabajo presencial es solicitar al departamento de Recursos Humanos un Certificado acreditativo individual de necesidad de desplazamiento personal por motivos laborales. En él se debe especificar el día o días que tienes que desplazarte, el horario y el lugar, ya sea la oficina habitual o las instalaciones del cliente.

 

Este es el paso más importante que tienes que efectuar ya que así puedes justificar tu desplazamiento ante, por ejemplo, las autoridades que controlan el cumplimiento del estado de alarma decretado por el Gobierno.

 

  1. Medios de protección

 

Estas medidas de protección son recomendables para tu día a día, más allá de cuando tengas la necesidad de salir de casa por motivos laborales. Mantener una serie de medidas de protección y seguridad se ha comprobado que es la mejor forma que tenemos en la actualidad para prevenir el contagio por COVID-19. En este sentido, recomendamos las siguientes:

 

  • Guardar la distancia de seguridad (entre 1 y 2 metros).
  • Lavarse frecuentemente las manos con agua y jabón durante 20 segundos o utilizar alcohol desinfectante para ello.

 

  1. Protocolos de seguridad

 

Existen unos protocolos de seguridad que también deberemos de tener en cuenta en todo momento siempre que vayamos a salir de casa, nos encontremos en la oficina y cuando volvamos a nuestro domicilio.

 

Antes de llegar a la oficina:

  • Viste chaquetas y ropa de manga larga.
  • Si tienes el pelo largo, recógetelo y evita utilizar pendientes que cuelguen, pulseras y collares.
  • Evita el uso del transporte público.
  • Si tienes mascarilla, póntela antes de salir a la calle.
  • Lleva siempre pañuelos desechables y utilízalos cuando tengas que tocar alguna superficie o coger algún objeto. Tíralo a la basura cuando ya no lo necesites.
  • Paga siempre que puedas con tarjeta de crédito.
  • Cuando tengas que toser o estornudar, hazlo en el hueco que queda en la parte interior del codo.
  • No te toques la cara hasta que no te hayas lavado las manos.
  • Guarda la distancia de seguridad con las personas que te encuentres.

 

Cuando te encuentres en la oficina:

  • Mantén la distancia de seguridad con tus compañeros, de entre 1 y 2 metros.
  • Avisa al departamento de Recursos Humanos de las zonas en las que has estado trabajando ya que la limpieza y la ventilación se reforzarán en aquellas superficies que puedan ser susceptibles de favorecer la transmisión del COVID-19.
  • Lávate frecuentemente las manos con agua y jabón o utiliza los dispensadores de solución hidroalcohólica que encontrarás en la oficina.
  • Evita las reuniones multitudinarias y realiza por videoconferencia aquellas que no sean imprescindibles.

 

Al regresar a casa:

  • Antes de nada, lávate las manos con agua y jabón.
  • Evita tocar pomos de puertas, superficies, objetos… si todavía no te has lavado las manos.
  • Deja las llaves, bolso, cartera, mochila o maletín en una caja en la entrada.
  • Descálzate, quítate la ropa y métela en una bolsa para lavarla posteriormente.
  • Date una ducha o lava con agua y jabón aquellas zonas que hayan estado más expuestas como la cara y las manos.
  • Desinfecta todos aquellos accesorios que hayas utilizado mientras has estado fuera: como móvil, llaves o gafas, así como las superficies donde hayas dejado estos artículos.
  • Si has utilizado mascarilla, retírala por la parte trasera, es decir, por las gomas o los lazos que anudamos detrás de la cabeza. Nunca la toques por la parte delantera, ya que es la parte que ha podido estar en contacto con el virus.

Grupo CMC