¿Por qué es importante monitorizar y analizar el riesgo de los proveedores?

La crisis sanitaria provocada por el COVID-19 y la consiguiente incertidumbre a nivel empresarial ha incrementado la preocupación de las […]

La crisis sanitaria provocada por el COVID-19 y la consiguiente incertidumbre a nivel empresarial ha incrementado la preocupación de las compañías ante los riesgos que provienen de sus proveedores por el impacto que estos tienen en las organizaciones, tanto a nivel de negocio como desde el punto de vista reputacional.

 

Y es que la situación actual ha destapado un escaso gobierno del riesgo, algo que se ve reflejado en la siguiente información: solo un 2% de las empresas, según los datos de Grupo CMC, procede a identificar, monitorizar, supervisar y analizar a todas las compañías subcontratadas.

 

En este sentido, el impacto para una organización por no realizar una adecuada política de análisis de riesgo de proveedores en sus departamentos de compras y/o compliance puede ocasionar, entre otros, los siguientes daños:

  • Daños a la reputación y pérdida de competitividad que puede desembocar en la pérdida de clientes y en la reducción de ingresos.
  • Violaciones de la ley y de las normativas vigentes: las faltas de terceros conllevan multas y pérdidas de ingresos.
  • Ruptura de la cadena de suministro que supone la interrupción de servicios críticos como el servicio al cliente, repercutiendo directamente sobre la empresa.
  • Debilidad financiera ante un riesgo de endeudamiento por parte del proveedor.

 

A ello hay que sumar el hecho de que la responsabilidad penal de las empresas, como personas jurídicas, afecta a los delitos que se cometen tanto dentro de su organización como los cometidos por terceros que les prestan servicios, tales como proveedores, subcontratas o autónomos. Sin embargo, esta responsabilidad queda eximida si la organización demuestra que ha tomado las medidas de prevención establecidas por norma.

 

Las organizaciones, como aspecto a favor, sí son cada vez más conscientes de la importancia que tiene para su negocio la adopción de soluciones capaces de gestionar mejor las relaciones con sus proveedores y controlar, entre otros, los riesgos inherentes a ellos que se encuentran enmarcados en las siguientes áreas: legal, financiera, laboral, operacional, reputacional y medioambiental.

 

Cómo conocer los riesgos de los proveedores

 

La respuesta es muy sencilla, como señalábamos anteriormente: mediante la identificación, monitorización, supervisión y análisis de todas las empresas subcontratadas. Ante esta necesidad y para facilitar un análisis completo de los proveedores, en Grupo CMC hemos puesto en marcha el servicio Smart Risk 360, que permite la monitorización y análisis en tiempo real de los riesgos que pueden afectar a una organización para, en caso necesario, mitigar dichos riesgos y las penalizaciones a las que se expone.

 

Basado en una plataforma integral de monitorización y análisis, Smart Risk 360 se nutre con los datos de todas las fuentes de información disponibles online y offline que son objeto de análisis. En concreto, permite integrar los datos procedentes de fuentes oficiales (BOE y Boletines de CCAA y Ayuntamientos), informes de mercado (Axesor, Equifax, Informa, entre otros), los datos de riesgo online aparecidos sobre los proveedores en redes sociales (Twitter, Facebook, Instagram y Youtube) y en medios de comunicación, páginas web, blogs y foros, que se extraen por medio de la monitorización digital y escucha social. A su vez, los datos internos que cada cliente disponga sobre cada proveedor también se pueden integrar en la plataforma.

 

En esta misma plataforma se cruzan todos los datos disponibles en diferentes áreas de conocimiento (legal, financiera, laboral, operacional, reputacional y medioambiental) y se procede al análisis y al aprendizaje de ellos, aplicando Inteligencia Artificial (IA) y algoritmos semánticos en base a diccionarios y lexicones predefinidos y adaptados a cada cliente. Como resultado de todo ello se establece un scoring de riesgo integral de cada proveedor que da lugar a la construcción de una matriz de relevancia y riesgos, lo que facilita que las organizaciones incrementen su eficiencia en la gestión de proveedores.

 

El servicio también proporciona alertas en tiempo real a medida y, a partir de los informes generados por la plataforma y contando con la experiencia de nuestros analistas de riesgo, se desarrollan informes personalizados según los requerimientos de cada cliente.

 

Claves de un buen análisis de riesgos

 

La adopción de soluciones que contribuyen a que la gestión de la relación con cada uno de los proveedores sea más eficiente permite:

  • Preservar la reputación de las organizaciones.
  • Mejorar la competitividad, eficiencia e imagen de las compañías mediante un análisis integral del riesgo de los proveedores.
  • Optimizar el conocimiento sobre los proveedores en real time.
  • Mejorar las actividades contratadas frente a terceros.
  • Incrementar la colaboración entre las diferentes áreas de la organización.
  • Mejorar la visibilidad y la transparencia cumpliendo las políticas de Compliance.
  • Alinear los objetivos de compras y Compliance con los objetivos globales de la empresa.
  • Cumplimiento con la normativa y con los requisitos internos.

Grupo CMC