La especial importancia de analizar los datos a nivel empresarial

En la actualidad los datos tienen cada vez mayor trascendencia para las organizaciones. Partiendo de esta premisa inicial, Gartner define […]

En la actualidad los datos tienen cada vez mayor trascendencia para las organizaciones. Partiendo de esta premisa inicial, Gartner define la operacionalización de Big Data como “la aplicación y el mantenimiento de modelos predictivos y prescriptivos. Tanto los clientes como los proveedores están haciendo hincapié en la importancia de mover la ciencia de datos de un entorno prototipo a un estado de producción y mejora continua”. Es decir, el Big Data debe asumir un rol activo en el negocio asociado, por ejemplo, al soporte de decisiones.

 

Implementar una cultura de datos en una organización contribuye a que se tomen las mejores decisiones en las operaciones de negocio ya que estas se basan en el conocimiento adquirido a partir del análisis e interpretación de los datos. Así, cuando se comprende el valor de los datos para cada negocio se está favoreciendo el incremento de la productividad y la evolución del negocio hacia un modelo más eficiente.

 

La transformación digital y la consiguiente aplicación de las últimas tecnologías para optimizar los procesos de negocio son dos de las claves para que las compañías alcancen sus objetivos. Gracias a estas tecnologías emergentes, por ejemplo, sabremos cómo recopilar y explotar la ingente cantidad de datos que se generan y almacenan con el fin de extraer, a partir de ellos, el máximo rendimiento y convertir los datos en un activo clave para la organización.

 

En este sentido, la digitalización ha multiplicado exponencialmente la cantidad de datos recopilados por las empresas y, cuando no se dispone de una cultura de datos, resulta muy complicado poder manejarlos de manera eficiente.

 

El volumen, la variabilidad y la velocidad son tres de las principales características del Big Data, y lo que dificulta, a su vez, que las organizaciones puedan gestionar, procesar y analizar los datos de manera convencional. Por ello, en la actualidad, las herramientas tecnológicas y profesionales especializados en el análisis de datos son grandes aliadas a la hora de extraer conclusiones y respuestas relevantes a partir de estos y aplicar el conocimiento en la toma de decisiones. En este proceso se emplean algoritmos inteligentes para una mayor eficiencia de las organizaciones a través del análisis predictivo y prescriptivo de datos.

 

 

Big Data, tu gran aliado

 

El análisis de los datos de nuestros clientes permite, entre otras, adaptar y personalizar la oferta de productos en base a sus gustos e intereses a partir del conocimiento de su comportamiento y de su ciclo de vida offline y online, desarrollar campañas y productos específicos para cada segmento de cliente y ofrecer los productos adecuados a través de los canales convenientes en el momento oportuno. De este modo el cliente disfrutará de una experiencia multicanal completamente integrada, exclusiva y diferenciadora que favorecerá, en primer lugar, la conversión a venta y, seguidamente, su fidelización.

 

Otra de las ventajas de apoyarnos en el Big Data y la analítica avanzada es que nos permitirá tomar las mejores decisiones estratégicas para la organización. Los datos no solo aportan información acerca de las preferencias de los usuarios, también permiten disponer de la información en tiempo real y comparar los riesgos y beneficios de adoptar determinadas decisiones. Además, posibilitan la actualización o el desarrollo de nuevas ideas con el fin de alcanzar los objetivos definidos previamente para incrementar la competitividad en nuestro sector de actividad y favorecen la adopción de decisiones con mayor agilidad.

 

Por otra parte, cualquier empresa debe perseguir ser cada vez más eficiente a todos los niveles. El Big Data contribuye a la optimización de este tipo de procesos. Por ejemplo, en el caso del sector retail, permitirá a los retailers tener un total control de las devoluciones, comprender la opinión de los clientes con el fin diseñar mejores estrategias y saber el estado actual de la marca, así como conocer el nivel de stock disponible a través de algoritmos de Inteligencia Artificial y la conexión con las cámaras de la tienda, cuya combinación con el sistema de gestión de inventario asegura automáticamente que el stock se mantenga lleno.

 

En definitiva, el desarrollo de una cultura basada en datos a nivel empresarial nos permite conocer con todo detalle el estado actual de nuestro mercado y las nuevas necesidades de nuestros clientes, al mismo tiempo que nos anticipamos a posibles situaciones e incrementamos nuestra rentabilidad y eficiencia.

Grupo CMC