Cómo la tecnología modificará la manera de trabajar

La robotización ya forma parte de nuestra vida y prácticamente todo nuestro día a día sucede rodeado de máquinas y […]

La robotización ya forma parte de nuestra vida y prácticamente todo nuestro día a día sucede rodeado de máquinas y de tecnología. Atrás quedó la idea de que los robots iban a rebelarse y quedarse con todo lo que tenemos, incluido nuestro trabajo. Actualmente se han convertido en nuestros aliados y hacen que nuestra vida sea mucho más sencilla. En este sentido, la situación provocada por el COVID-19 ha obligado a muchas compañías a digitalizar sus procesos y a apoyarse en el uso de la tecnología para favorecer la continuidad del negocio.

 

Esta pandemia no solo ha cambiado el escenario actual. El futuro empresarial también va a sufrir importantes modificaciones debido a la influencia de la automatización y la tecnología en cada uno de los procesos de negocio. Así lo asegura Randstad en su estudio Flexibility at Work, donde se analizan con sumo detalle las tendencias del sector laboral en los próximos años.

 

Una de las más significativas, consecuencia directa del COVID-19, es la adopción masiva del teletrabajo en las organizaciones. Según este informe, el 42,8% de las compañías españolas ha extendido el trabajo en remoto a sus empleados durante esta emergencia sanitaria para que estos puedan desarrollar su actividad profesional con total normalidad. Esta decisión ha marcado un antes y un después en muchas compañías: el 68,6% de los trabajadores encuestados, de acuerdo con los datos de este estudio, deseaba disponer de la posibilidad de trabajar desde su domicilio en los tiempos pre-pandemia que ahora parecen tan lejanos.

 

El futuro de la robotización en el ámbito laboral

 

España se sitúa como el 14º país del mundo en adquisición de robots. Randstad estima que en nuestro país hay 157 robots industriales que ayudan en las fábricas por cada 10.000 trabajadores, lo que supone un 1,57%. Una cifra muy por encima de la media europea (1,06%), Este ranking lo lideran Corea del Sur, Singapur y Alemania con 710, 658 y 233 robots, respectivamente. Además, es interesante conocer la existencia de la siguiente relación: los países que cuentan con un mayor número de robots en su economía son, a su vez, los países cuya población envejece más tarde.

 

El estudio Flexibility at Work analiza la evolución de los puestos de trabajo de los países miembros de la OCDE, donde se afirma que el 30% se modificarán mientras que uno de cada siete empleos desaparecerá. Esto no significa que el trabajo se vea amenazado por la digitalización, sino que, como asevera Valentín Bote, director de Randstad Research, la automatización “va a generar nuevas oportunidades”.

 

Por otra parte, también nos encontramos en un momento óptimo para fomentar nuevas formas de trabajo como la economía gig o economía colaborativa, en la que una de sus claves es la realización de diferentes y variadas tareas a través de plataformas digitales. La flexibilidad y la conciliación son dos de sus principales características, ya que son los propios profesionales quiénes se organizan y establecen una jornada para cumplir cada uno de sus objetivos laborales. Esta economía se está popularizando, siendo en la actualidad la principal fuente de ingresos para el 2% de los adultos europeos.

 

De lo que no hay duda es que en un contexto como el actual, en el que la digitalización de los procesos es una realidad y las compañías se encuentran inmersas en procesos de transformación digital, resulta fundamental atraer y contar con el mejor talento que contribuya de forma activa a afrontar con éxito cada uno de los desafíos y nuevos proyectos a los que se enfrentan las organizaciones.

|2020-05-29T08:05:36+01:0028 Mayo 20|BLOG: Talento|Etiquetas: > > > > > > > > |

Grupo CMC