15/06/2017

POLÍTICA DE MEDIO AMBIENTE

En CMC somos conscientes de la actual problemática ambiental y, como partidarios del desarrollo sostenible, consideramos prioritaria la prevención, protección y conservación del medio ambiente. Para ello hemos adquirido un serio compromiso enfocado al establecimiento de una adecuada gestión ambiental que nos permita identificar, controlar en todo momento y minimizar al máximo el impacto sobre el medio ambiente de nuestras actividades de consultoría tecnológica y Outsourcing.

Este compromiso se materializa en la presente Política de Medio Ambiente, que establece las siguientes directrices y principios generales:

  • Desarrollar e implantar procedimientos de gestión ambiental que nos permitan una disminución continuada del impacto de nuestra actividad en el entorno, a través de la prevención, reducción y adecuada gestión de nuestros aspectos ambientales y de un uso eficiente de los recursos.
  • Establecer procedimientos para la revisión periódica del cumplimiento de la política ambiental, así como para la aplicación de medidas correctoras ante los incumplimientos detectados.
  • Asegurar el cumplimiento de los requisitos legales, especificaciones y normas aplicables, así como otros requisitos que nuestra organización suscriba.
  • Establecer progresivamente objetivos enfocados a la prevención de la contaminación, no sólo a la reducción de los impactos producidos, llevando a cabo una mejora continua en el comportamiento ambiental de nuestra organización.
  • Fomentar la conciencia ambiental de todo el personal, e implicarle en las actuaciones ambientales que realiza mediante la comunicación de la Política y objetivos ambientales, la formación adecuada y el desarrollo de programas de sensibilización ambiental.
  • Difundir el compromiso de mejora y protección del medio ambiente de CMC entre nuestros proveedores, subcontratas, clientes y público en general.

La Dirección de CMC asume voluntariamente la responsabilidad de hacer realidad esta Política y apoya de un modo eficaz la participación de todo el personal. Para ello, se compromete a dirigir y motivar a sus empleados para lograr los objetivos propuestos en el Sistema de Gestión Ambiental.