El partner Nivel 4 de IBM muestra las soluciones cognitivas que ha desarrollado sobre tecnología Watson y ya en producción en clientes como AXA México, Vitamédica y Siemens

Muestra, en el Booth 210 del Expo Center en el Mandalay Bay Convention Center (Las Vegas), la potencia de las soluciones cognitivas aplicadas a procesos como la toma de decisiones en el sector de los seguros de salud y el entorno legal, la selección de personal y la atención al cliente.

 

 

La consultora española del entorno de las TIC, Grupo CMC, prevé un crecimiento exponencial en el uso de soluciones cognitivas en la próxima década y pronostica que la capacidad, cada vez más avanzada, de los sistemas cognitivos para entender lenguaje escrito y oral, imágenes y otros tipos de información desestructurada, será uno de los principales factores de innovación a futuro. De hecho y según Grupo CMC, los proyectos cognitivos suponen en la actualidad el 2% del total de proyectos TIC a nivel global y este porcentaje podría elevarse hasta el 20% en un plazo de 10 años. La multinacional de origen español se ha convertido, de hecho, en una de las empresas punteras en este ámbito y su filial en México ha sido la única empresa latinoamericana que presente en el Expo Center del evento Think 2018, que IBM ha celebrado del 18 al 22 de marzo en Las Vegas, y donde ha mostrado (Booth 210 del Expo Center en el Mandalay Bay Convention Center) una serie de soluciones cognitivas desarrolladas sobre la tecnología Watson de IBM y que ya están en producción en diferentes clientes como AXA México, Vitamédica y Siemens, gracias a un equipo técnico, de recursos y ventas formado por 12 personas certificadas por IBM.

En el ámbito de los seguros de salud, y de utilidad para los diferentes actores de este sector (hospitales, aseguradoras, organismos públicos…), Grupo CMC ha desarrollado Cognitive Health Claims Advisor (CHCA), una solución que, a modo de agente experto implementado como una ayuda en pantalla, proporciona a los dictaminadores argumentos para una toma de decisiones ágil y sólida, a partir del análisis de todas las fuentes de información disponibles. Dirigida tanto a empresas del entorno legal como, por ejemplo, bufetes y despachos de abogados, así como a departamentos legales de empresas en un amplio abanico de sectores -desde banca y seguros hasta infraestructuras y transportes, pasando por la administración pública-, Grupo CMC también ha mostrado la potencia de su solución Cognitive Legal Advisor (CLA) que, con un retorno de la inversión de entre seis y ocho meses, reduce entre un 40 y un 50% el tiempo medio que destinan las empresas a la revisión de grandes volúmenes de información para garantizar que no se incurre en errores de interpretación de documentos legales, judiciales, procesales, etc.

CLA selecciona los elementos clave de cualquier documento y los incorpora a los procesos operativos de las organizaciones. La solución es aplicable a todo tipo de documentos legales y destaca por ser integrable con cualquier aplicación existente, de modo que presenta al profesional los componentes clave previamente identificados en el documento para que este puede visualizarlos de un vistazo y tenerlos en cuenta. Estas dos soluciones, Cognitive Health Claims Advisor (CHCA) y Cognitive Legal Advisor (CLA), tienen un módulo común a ambas que es uno de los productos que diferencian a Grupo CMC. Se trata de Cognitive ICD10, una solución cognitiva que entiende y codifica las enfermedades, así como los diagnósticos y procedimientos aplicados a los pacientes durante la estancia en el hospital, en base a las normas CIE-10-ES Diagnósticos y CIE-10-ES Procedimiento, y teniendo en consideración una amplia variedad de signos, síntomas, procedimientos, circunstancias sociales y causas externas de daños y/o enfermedad. Con esta clasificación previa, que es validada posteriormente por el profesional, se reduce sustancialmente el tiempo que las organizaciones dedican a labores de codificación y se consigue así mismo cumplir con las exigencias de estandarización que exigen las diferentes autoridades sanitarias y organizaciones internacionales como la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El potencial de aplicación de los sistemas cognitivos también es muy elevado en otros procesos masivos y repetitivos que exigen el análisis de volúmenes importantes de información y que tienen, además, naturaleza muy diferente, tal y como sucede en la selección y reclutamiento de personal. En este ámbito, Grupo CMC ha desarrollado la solución Cognitive Head Hunter (CHH), que presta asistencia a los seleccionadores y les proporciona, por ejemplo, un análisis de los conocimientos y habilidades de los candidatos en comparación con los perfiles solicitados por el negocio. La atención al cliente es otro ámbito en el que Grupo CMC ha aplicado su conocimiento y experiencia en sistemas cognitivos y, fruto de ese trabajo, ha desarrollado Cognitive Contact Center Companion (4C), una solución entrenada para comprender e integrar la información que tienen sobre los clientes las diferentes áreas de una empresa, construyendo así una visión integral de estos. Una vez conectada a los procesos de atención telefónica o chat, sea humano o a través de un bot, 4C agiliza y mejora el contenido y pertinencia de las respuestas a las consultas o demandas del cliente, adelantándose incluso a sus necesidades y deseos.

Según José Julio Martínez, socio vicepresidente de la división de Soluciones Digitales de Grupo CMC y CEO de CMC México, “hemos combinado nuestro conocimiento probado de la tecnología Watson IBM y de la operativa de empresas de referencia en sectores clave para la economía, como banca, seguros, sanidad y energía, entre otros, para desarrollar un conjunto de soluciones cognitivas punteras que nuestros clientes más innovadores ya están aplicando con éxito y un rápido retorno de la inversión en forma de mayor productividad, menores costes y mejor atención al cliente”. “La capacidad que tienen los sistemas cognitivos para ver, oír y hablar”, – añade Martínez- “no solo posibilita su interacción natural con los humanos, también les permite un aprendizaje permanente que es la clave de su mejora continua”.

Volver