La importancia de la Comunicación Interna en la empresa

Así somos, así nos comunicamos La comunicación interna es fundamental para incrementar tanto la motivación como la integración y el […]

Así somos, así nos comunicamos

La comunicación interna es fundamental para incrementar tanto la motivación como la integración y el rendimiento de todas las personas que forman parte de una organización. Solo cuando éstas llegan a ser conocedoras de los objetivos, cultura y valores de la empresa, comienzan a desarrollar un sentimiento de pertenencia y a tomar conciencia de la importancia de sus aportaciones para el conjunto de su entidad.

La dificultad para suscitar y consolidar la identificación de los trabajadores con su empresa es directamente proporcional a la dimensión de la compañía. Por tanto, se requiere que la comunicación interna, especialmente en las grandes empresas, sea uno de los fundamentos, si no el principal, sobre los que descanse la estrategia de crecimiento empresarial. No basta con mantener el statu quo, es necesario redoblar esfuerzos.

Más que una cuestión de recursos materiales, que también, se trata de una cuestión de actitud, de predisposición a establecer nuevos canales de comunicación, de convencerse de la idoneidad de incentivar el conocimiento mutuo, en resumen, de generar un diálogo bidireccional que supere el enfoque tradicional top-down. En cierto sentido, no resultaría descabellado dejar entrever la conexión entre este ‘nuevo modelo de negocio’ y los postulados en favor de la transparencia de las organizaciones que han aflorado en la última década.

Cualquier herramienta es fundamental para que fluya el intercambio de ideas, la generación de sinergias en el seno de la empresa y el aprovechamiento del talento de cada uno de los profesionales de nuestras plantillas.

Sin duda son muy útiles los tradicionales buzones de sugerencias o los boletines informativos articulados como newsletters, pero también tienen un gran valor las reuniones informales en las que los distintos perfiles de la organización transmiten impresiones y establecen lazos personales. Asimismo, la puesta en marcha de los llamados ‘portales colaborativos’ o los chats internos suelen dar muy buen resultado aunque la mejor y más eficaz herramienta de comunicación, sin la cual las demás dejarían de tener sentido, es la comunicación humana, el intercambio directo basado en la inteligencia emocional y en la cercanía, un rasgo que como señaló el psicólogo estadounidense Daniel Goleman “nos permite tomar conciencia de nuestras emociones, comprender los sentimientos de los demás, tolerar las presiones y frustraciones que soportamos en el trabajo, acentuar nuestra capacidad de trabajar en equipo y adoptar una actitud empática y social, que nos brindará mayores posibilidades de desarrollo personal[1].

En síntesis, una comunicación interna dinámica y bidireccional constituye la clave de bóveda de la estrategia óptima en gestión empresarial y de personas. Un convencimiento que compartimos en el área de Recursos Humanos y que hemos incorporado al conjunto de procesos y departamentos que conforman Grupo CMC.


[1] GOLEMAN, Daniel (1995). Inteligencia Emocional.

| 2018-06-26T12:09:08+00:00 12 Abril 18|BLOG: Talento|Etiquetas: |