¿Cómo me anticipo a mi cliente?

En pleno 2018, el auge del Big Data es algo ya asumido en muchos sectores y empresas. Los datos son […]

En pleno 2018, el auge del Big Data es algo ya asumido en muchos sectores y empresas. Los datos son la nueva materia prima de las empresas y cómo sacar partido de ellos es el reto a superar. Las organizaciones que no lo tengan claro y no se unan a la carrera perderán competitividad en los próximos años.

En diversos sectores, entre ellos el bancario, el departamento de riesgo es el encargado de estimar si se trabaja o se facilita una línea de crédito a una empresa según los datos económicos de los que se dispone si bien en muchas ocasiones o están desactualizados o incompletos. Las grandes compañías y las Administraciones Públicas asignan proyectos a proveedores según una oferta presentada, teniendo en cuenta únicamente determinados parámetros técnicos y económicos. Estos procesos están cambiando y se están comenzando a tomar en consideración otras fuentes de información para anticipar potenciales problemas con sus clientes, actuales o futuros, y evitarse así auténticos quebraderos de cabeza.

Coincidiendo con el auge de las redes sociales y la digitalización de la totalidad de medios de comunicación, hoy es posible detectar un problema en una empresa a los pocos minutos de que suceda. La información fluye muy rápidamente. Por ejemplo, detectar en las redes sociales una huelga de trabajadores por un impago en las nóminas nos puede alertar de los riesgos de trabajar con esa empresa, independientemente de que el balance fiscal anual haya sido positivo. Asimismo, que una empresa no sea respetuosa con el medio ambiente puede ser determinante para desaconsejar su contratación por parte de la Administración Pública. Y también al contrario. Detectar que una empresa lanza nuevos productos al mercado o que está iniciando un proceso de expansión internacional, puede ser un buen indicio para que una entidad bancaria decida concederle una línea de crédito. Incorporar los datos públicos disponibles en Internet sobre una firma particular a aquellos otros obtenidos a través de los procesos tradicionales se está consagrando como una práctica habitual en muchas organizaciones así como una fuente de información básica para adoptar la decisión óptima y trabajar con los clientes más destacados.

Desde la unidad de Analítica y Big Data del Grupo CMC damos a nuestros clientes la oportunidad de recopilar información de las principales redes sociales, medios web de noticias y blogs para cruzar todos los mensajes con diccionarios de riesgo personalizados por y para el cliente. El propósito no es otro que el de permitirles determinar mediante algoritmos de texto (NLP – Natural Language Processing) si la empresa con la que pretenden hacer negocios está afectada por uno o varios riesgos definidos. Fruto de todo ello, se asigna un scoring o nivel de riesgo general a dicha empresa determinante para cerrar o no la transacción de que se trate.

Nuestro principal objetivo es ofrecer a nuestros clientes soluciones punteras para la detección y procesamiento de este tipo de información con el objetivo de minimizar los riesgos y aumentar las oportunidades existentes en el mercado.

| 2018-07-22T17:04:16+00:00 29 Mayo 18|BLOG: Big Data & Analytics|Etiquetas: |
Product Manager Big Data & Analytics